¿Tengo que protegerme el pelo antes de teñirlo?

Teñir tu pelo sin dañarlo y que tu piel no se irrite. Son tus deseos al ocuparte de embellecer tu melena. No te preocupas. Vamos a darte unos trucos muy sencillos que contribuirán en la protección de tu cabello.

Lo más conveniente es acondicionarlo previamente. No nos podemos engañar. La mayoría de los tintes tienen componentes químicos, unos mucho más que otros, que pudieran dañar la fibra capilar y provocar irritaciones en la piel del tu cuero cabelludo.

La clave ideal para darle protección a tu cabello del tinte es nutrición e hidratación al máximo

Si adoptas estas claras precauciones podrás evitar cualquier “desastre”.

Una mascarilla el día anterior

Ponte alguna mascarilla capilar de tipo nutritiva reparadora. La dejas actuar profundamente. Luego de ponerla, envuelves el cabello con toalla caliente por varios minutos. Esto le dará un extra de vigor y vitalidad y así evitarás que el cabello sufra al resecarse más de lo inevitable al aplicar el tinte.

Un aceite capilar nutritivo

También puedes aplicar aceite capilar nutritivo. Aplícalo desde medios hacia las puntas la noche anterior. La clave ideal para darle protección a tu cabello del tinte es nutrición e hidratación al máximo.

No lavarlo el mismo día

No laves el cabello el propio día del tinte. Inclusive es mejor si desde hace varios días, dos o tres, no lo hubieras lavado. La secreción natural propia de tu cuero cabelludo le da protección a la piel.

Usa crema hidratante.

Antes del tinte, ponte una crema hidratante alrededor del cuero cabelludo. Colócala en el nacimiento del pelo, frente, detrás de las orejas, hasta en el área de la nuca. Esto va a servir de barrera de protección al aplicar el tinte.

Agrega un sobre de azúcar

Puedes añadir un sobre de azúcar al tinte al momento de mezclarlo. El azúcar cumple la función del antihistamínico natural para evitar reacciones de tipo alérgico.

¿TU CUERO CABELLUDO ES MUY SENSIBLE?

Es muy conveniente hacerse una prueba de alergia. Es importante si te tiñes por vez primera. Para ello, aplica algo de tinte detrás de tu oreja y déjalo actuar por un día. Si no se produce reacción, entonces, vas bien… puedes teñir tranquilamente.

Y SI ESTÁ MUY DAÑADO…

Si tu cabello está muy seco y además con las puntas divididas, antes del tinte es necesario reforzar y reestructurar los tallos capilares, aplicando tratamiento con base de queratina. La queratina actúa como “rellenador” en aquellas áreas en las que la queratina natural del cabello ha sido fragmentada, la revitaliza y reconstruye y le devuelve l cabello su resistencia. Luego de fortalecido tu pelo, esperas varios días y ya puedes teñirlo. Esto hará que se reduzca máximamente el daño que inevitablemente el tinte pueda causarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *